Madrid: 91 218 61 28 | Andalucía: 95 566 49 67 | Barcelona: 93 299 09 74

El dB, esa unidad de medida usada en detalles acústicos, que refleja lo intenso y potente que puede ser el ruido.

Se mide en escala logarítmica, 1,2,3,10,43,55,85,100,125,140 , etc etc, ya que el oido humano no sigue siempre la linealidad debido a variaciones de intensidad.

Se supone que los humanos reconocemos que el dB idóneo es el nº 0 y el que sobrepasa el umbral de dolor llega hasta 140 dB, pero todos los sonidos, ya sean iguales o emitidos por personas u objetos distintos, o por los mismos en situaciones de tiempo y espacio diferente, varia totalmente uno del otro, ya que el decibelio es muy variable y depende de cada sujeto, o intensidad, fuerza vocal o situación y desplazamiento del objeto.

Ejemplo, dos sujetos, uno al lado del otro, diciendo la misma palabra, provoca que en la escala de decibelios sea mayor o menor uno de otro, ya que nadie tiene la misma intensidad y fuerza de voz, o un avión pasando cerca de un edificio de viviendas, provoca que depende si vivimos en la primera planta o en la quinta, recibamos más o menos decibelios.

Ejemplos de decibelios ponderados muy comunes y molestos para cualquier persona que se encuentre en su casa, trabajo y no se pueda concentrar o relajar por los mismos.

Conversación entre 2 personas que pasan cerca de su ventana hablando en voz media: +- 55 dB

Murmullo de grupo de 8-10 personas en oficina hablando en voz media :  +- 75 dB

Trenes de alta velocidad pasando cerca del edificio:  +- 85 dB

Camión de Basura trabajando en el silencio de la noche:  +- 95 dB

Trafico medio en una calle, avenida o carretera:  +- 90 dB

Trafico intenso en una calle, avenida o carretera con otros elementos como semáforos, claxon de vehiculos privados o públicos, atascos, etc :  +- 110 dB

Paso de aviones en despegue o aterrizado cercanos a edificios o viviendas: +- 130 dB.

Teniendo en cuenta un sonido, que normalmente para casi todos nos resulta bastante relajante y muy poco molesto para nuestros oidos, como pájaros cantando, oscila en torno a +- 20 dB , se puede observar que hay diferencias abismales respecto a las situaciones normales que nos podemos encontrar en pueblos y ciudades, y sobre todo grandes ciudades.

Para que se tenga en cuenta que la puerta de una vivienda que nos separa de la calle o de la puerta de nuestro vecino, aisla en más o menos medida entre 20 a 40 dB, y una ventana de cristal y aluminio entre 25 y 55 dB aproximadamente.