Madrid: 91 218 61 28 | Andalucía: 95 566 49 67 | Barcelona: 93 299 09 74

Muchas veces nos preguntamos si existe algún método para aislarnos del ruido tan molesto que proviene de la calle, o por ejemplo si estamos en el trabajo y acabamos más estresados de la cuenta por ese exceso de ruido. Nos preguntamos ¿existe alguna solución antirruido y que sea fácil de instalar?

Cuando estamos dentro de un edificio ya construido será difícil conseguir mejorar la acústica de su interior, es decir, reducir el ruido que proviene de otras áreas, ya que si queremos modificar la estructura del edificio y sus partes internas, requeriría un coste enorme. Todos sabemos que los edificios que tienen incluso ya de 30 a 40 años de antigüedad cuentan con cámaras con materiales aislantes, pero que a la postre, no son suficientes para aislarnos del ruido exterior.

Todos sabemos que las cortinas son un elemento decorativo básico para cualquier hogar, no solo porque mantienen la privacidad de los ambientes, sino también porque son las que dejan pasar el flujo necesario de luz, para que la estancia se vea iluminada pero no en demasía, sin que nos vean desde fuera. Pero estos elementos no cumplen solo una función estética o decorativa, sino también práctica o funcional y una de ellas es aislar el ruido, además de protegernos en caso de incendio.

¿Dónde puedo encontrar cortinas antirruidos a prueba de fuegos?

En la web www.cortinasacusticas.net podremos encontrar consejos y soluciones que han pasado por numerosos casos reales, de las experiencias de clientes que han podido constatar las propiedades y ventajas de los tejidos con que son confeccionadas las cortinas de las que hablamos, capaces de llegar a una eficiencia o casi rozando la excelencia y que aporta un aislamiento de insonorización de hasta 30 decibelios.

Esta empresa de fabricación de cortinas acústicas, realiza cualquier trabajo bajo medidas específicas que aporte el cliente, fabricando desde medidas pequeñas, hasta las más grandes y de mayor capacidad de aislamiento, siendo los plazos de fabricación entre los 5 y 10 días.

Pero hagamos un repaso por esta práctica web que nos ofrece diferentes soluciones para según qué necesidades tengamos.

La web www.cortinasacusticas.net ofrece 5 tipos de cortinas antirruidos, que van desde las más económicas para casos donde el aislamiento es liviano, es decir, reducir unos 10 Decibelios, pasando por las cortinas que reducen (15, 20, 25 y hasta 30 DB) respectivamente. Además ofrecen la posibilidad de personalizar el tejido con una amplia gama de colores ya catalogados ignífugos M1.

Pero de entre todas las cortinas que más se venden para eliminar la contaminación acústica de nivel alto que a día de hoy está claramente provocado en la mayoría de los casos por el tráfico intenso rodado de vehículos y ambientes de ocio muy localizados en zonas céntricas por las que se aglomeran una cantidad excesiva de personas. Está recomendada la cortina para aislamiento acústico de 25 DB. Se pide mucho para su instalación residencial, en negocios, escuelas de danza, oficinas, academias, bibliotecas y hostelería.

También para discotecas, salas de conciertos, conservatorios y sector industrial que generen cierta contaminación acústica al exterior en exceso, evitando que el sonido trascienda al exterior y viceversa.

Además de su función acústica, las telas ignífugas de este tipo tienen la ventaja que estar formadas por un elemento que al entrar en contacto con el fuego evita que prolifere, por lo que son ideales si tenéis una chimenea cerca, ya que siempre tendréis la seguridad de que no pasará nada en vuestro hogar, por este motivo son muchos los particulares que están cambiando ya sus viejas cortinas por unas nuevas y más eficientes.

No podemos pasar por alto que nuestro hogar lo consideramos nuestro reino particular en el que necesitamos sentirnos gusto, acogidos y arropados por cada uno de los elementos que la componen. Es nuestro hogar. Y a ello contribuyen en gran medida las telas, sobre todo si son acústicas, ya que además de que resulten agradables por su estética y calidez, ofrecen al espacio tranquilidad acústica. Lo mismo sucede en entornos de trabajo donde el eco a veces nos impide concentrarnos y en lugares de ocio en los que el sonido no siempre acompaña a que podamos relajarnos y conversar tranquilamente.