Madrid: 91 218 61 28 | Andalucía: 95 566 49 67 | Barcelona: 93 299 09 74

– Especial cortinas acústicas para contraventanas.

Cuando vivimos en un bloque de pisos con muchos vecinos, estamos expuestos a escuchar ruidos que provienen de portazos, gritos, música alta o lo que es peor, las reformas. A veces hay enfrentamientos entre vecinos y se crea una discordia que puede acabar en una denuncia por culpa del ruido. Otros problemas pueden llegar del exterior, cuando vivimos cerca de los bajos donde hay un bar, cafetería o negocio que no respeta los horarios o simplemente genera un ruido que excede los límites establecidos por ley. Frente a este problema podemos evitar el embarcarnos en litigios y gastos de abogados para reclamar una solución que puede llegar a tardar hasta años, sobre todo por la saturación de los juzgados. Mientras tanto podemos recurrir a una solución intermedia, porque si pensamos que la fuente que provoca el ruido va a ceder a nuestras peticiones, estamos muy equivocados. Pero sí podemos hacer una cosa, instalar cortinas acústicas en las ventanas, ya que a través de ellas las infiltraciones de aires son las que dejan entrar el ruido. Así que con estas cortinas podremos sellar esta sección del muro situado entre la ventana del interior y la contraventana que da al exterior.

El ruido en sí es una onda de presión que se origina por una acción mecánica y que se propaga por el aire de forma rápida, en concreto su velocidad es de 343 metros por segundo y todo depende del medio en el que se propague. Por ejemplo, esta velocidad es una media estandarizada que puede tener alguna pequeñísima variación cuando ese medio cambia su temperatura, humedad y la altura, por lo tanto podemos sacar como conclusión que el sonido solo se propaga en un medio elástico como es la atmósfera terrestre. Una vez que el sonido se propague de forma natural sigue una trayectoria expansiva en forma de ondas concéntricas, hasta que encuentra un obstáculo, es entonces cuando su presión y trayectoria se ve afectada por varios motivos. Una de estas variaciones está provocada por la reflexión (las ondas rebotan en una superficie lisa), otra por la absorción cuando otra parte del sonido penetra dentro de los materiales perdiendo energía en su interior y la otra cuando el sonido residual que atraviesa dicho material  cambia de dirección al otro lado, llamándole a este efecto difracción.

Las ventanas cuentan con un elemento plano como el vidrio que actúa como un material reflectante ante el sonido, pero debido a que las ventanas están sobre un asentamiento rígido, éstas pueden llegar a vibrar al paso de un gran turismo, de hecho muchas veces hemos podido experimentar este efecto en casa alguna vez. Para evitar este problema muchas veces obviamos que las tradicionales persianas que van dentro de un tambor o cajón  son una zona vulnerable por donde accede el sonido. Es cuando recurrimos a una contraventana en el exterior del muro, aunque no siempre termina con el problema al 100%, pero sí que reduce significativamente el ruido. Otra de las soluciones es eliminar la persiana y sellar el hueco del cajón porque es uno de los causantes de la entrada de ruidos e instalar una cortina acústica en dos paños que corra por medio de un riel  y que va fijado en el lugar de la persiana o compartiendo habitáculo en ésta. Aunque todo dependerá del ancho de muro con que contemos, aumentaremos su efectividad fijando la cortina a cada lateral del muro con un velcro, así lograremos un aislamiento perfecto. Si aún persistimos y deseamos aumentar el aislamiento, siempre podremos instalar una segunda cortina acústica pero esta vez por dentro de la habitación, así tendremos una primera cortina en el muro de la contraventana que actuará frenando el ruido y una segunda cortina que lo eliminará por completo. Lógicamente el número de capas de la cortina que va situada entre ventanas en el muro será menor que la que instalemos por el interior de nuestra vivienda, principalmente por el espacio y al llevar menos porcentaje de fruncido. Este y otros ejemplos son muchas de las soluciones que Decoratel España pone a su disposición, gracias al equipo de I+D+I que continuamente está desarrollando. El ejemplo que le estamos dando en este artículo puede variar según el color que desee, siendo normalmente los colores negro, blanco y gris los que más se utilizan.