Madrid: 91 218 61 28 | Andalucía: 95 566 49 67 | Barcelona: 93 299 09 74

Una buhardilla es un espacio a veces residual en una vivienda que se puede aprovechar para instalar una pequeña habitación y decorarla con cortinas y algún que otro detalle. Como es la parte más alta de la casa, otras veces lo usamos como trastero para guardar cosas, pero tanto la climatología como el ruido invaden con más facilidad esta parte del hogar que en otras estancias. Para evitar que tanto el frío, el calor o la humedad puedan mermar la calidad de nuestro pequeño hábitat, tendremos que hacer un buen aislamiento en ventanas y techos aprovechando las características de determinados materiales que nos reportarán al mismo tiempo un beneficio acústico.

¿Qué tipos de aislamientos podemos hacer en una buhardilla?

En España una buhardilla es más propia de regiones frías, donde la lluvia y la nieve hacen más presencia. En cambio en regiones más cálidas es raro ver este tipo de construcciones. En cualquier caso la prioridad es siempre impermeabilizar la cubierta, que es en definitiva la zona más expuesta. Para ello recurriremos a sellar desde el interior con masillas especiales todas las juntas, aunque si la parte exterior está vieja o mermada, la opción que nos queda es cambiar el tejado y volver a instalar una buena tela asfáltica. Para reforzar la parte externa podemos aplicar una pintura impermeabilizante que aislará de la humedad el interior de la buhardilla.

En cuanto a paredes se entiende que tienen sus respectivas cámaras o huecos con aislantes térmicos y acústicos, incorporando entre ambas paredes la lana de roca u otro tipo de paneles como el polyespán. Para las ventanas las buhardillas y por su característica inclinación tienen un sistema de cierre hermético especial. En otras ocasiones las ventanas tienen una verticalidad estando más expuestas al ruido exterior de la calle, para ello podemos recurrir a un aislamiento acústico con cortinas especiales.

Este tipo de cortinas pueden confeccionarse a medida y en función del aislamiento acústico cambia su tipo de fabricación variando su composición interna. Recordemos a nuestros lectores que para que exista un buen aislamiento acústico es fundamental contar con otro elemento clave, la absorción. En las cortinas de aislamiento acústico la absorción funciona como una disipación de las ondas sonoras que acaban disminuyendo su fuerza a medida que va atravesando una serie de capas.

Otra de los beneficios que tienen las cortinas acústicas para el aislamiento en una buhardilla o desván, es que por lo general estos espacios tienen componentes de madera y en caso de incendio es conveniente protegerlos con cortinas ignífugas M1/C1.

Las cortinas acústicas Insoudtex se confeccionan haciendo que sus materiales rindan más desde el punto de vista de la absorción, porque es en su interior donde el sonido se disipa en forma de calor a través de sus distintas capas, actuando así la cortina en su conjunto como un aislante. En este terreno las cortinas acústicas Insoudtex no solo han ganado en prestaciones a nivel comercial, también se han adaptado para llegar hasta su hogar con una amplia gama de colores.