Madrid: 91 218 61 28 | Andalucía: 95 566 49 67 | Barcelona: 93 299 09 74

Son muchos los edificios que comparten espacio entre vecinos, mucho más que viviendas unifamiliares. Por eso cuando se habla de pisos, insonorizar es siempre importante para tener un poco de paz y sosiego. La exposición al ruido no está exenta para nadie, sobre todo porque cada familia es un universo diferente con sus problemas, discusiones y porqué no, de ocio en algunos momentos del día.

Pero no solo el ruido que sentimos de los vecinos puede perturbar nuestro ritmo de vida, también el ruido exterior de la calle a veces nos molesta. Es por ello que una buena insonorización de ventanas es vital para frenar el sonido que se transfiere a través de ellas al interior de nuestro hogar.

Antes de nada tenemos que aclarar conceptos como insonorización y absorción, ya que si queremos aislar un espacio del sonido exterior tendremos que utilizar materiales que no dejen `pasar las ondas sonoras. Esto no es fácil, por no decir imposible, ya que se tendría que sellar con plomo al completo una habitación. Sí que se pueden utilizar láminas especiales para el aislamiento en distintos puntos de nuestro hogar. Pero en definitiva lo que se pretende es que quede nuestro piso lo más aislado posible del exterior en cuento a ruidos.

En cuanto a los materiales utilizados en el interior de viviendas, las propias cortinas crean un efecto de absorción y también de aislamiento. El tipo de cortinas acústicas del que hablamos se fabrican con una combinación de tejidos ignífugos y opacos a la luz al objeto de reducir no solo el sonido, sino también el de crear un espacio sin reflexiones ni ecos.

Por otro lado y en ocasiones puede resultar muy molesto estar escuchando los pasos o golpes que surgen desde lo alto de nuestro piso. Algunas ciudades (no en España) tienen directrices en relación con la cantidad de suelo dentro de un piso que tiene que estar cubierto con alfombras – esto es para ayudar a reducir el ruido.

Otra de las medidas para insonorizar un piso es sellar convenientemente las juntas de las ventanas y de asegurarse el sistema de anclaje de las mismas, pues muchas veces van fijadas directamente sobre los muros y eso puede favorecer el que se transmitan las vibraciones con mayor facilidad. Para evitar esto y si tenemos suficiente presupuesto para cambiar las ventanas de nuestro piso, nos aseguraremos también de quitar los marcos e instalar amortiguadores en todo el perímetro para que absorban las vibraciones y de esta manera evitar puentes acústicos.

Para insonorizar un piso, se pueden emplear materiales tales como la espuma de poliuretano, fibra de poliéster(napa), losas de poliestireno, pladur + relleno de lana  o incluso algo más drástico, la insonorización de una habitación completa con sistema «box in box». Este sistema implica construir un aislamiento acústico integro, de paredes techo y suelo, dentro de la habitación.  De esa manera será una nueva habitación insonorizada “flotante” dentro de la habitación original con ventanas dobles y juntas elásticas.