Madrid: 91 218 61 28 | Andalucía: 95 566 49 67 | Barcelona: 93 299 09 74

Para aislar o insonorizar completamente un espacio cerrado, una habitación o parcialmente un área diáfana, existen muchos materiales insonorizantes que evitan el eco y las reverberaciones, mejoran la acústica del lugar e impiden que el sonido escape al exterior, evitando molestias a otras personas.

Entre los materiales más usados para insonorizar un lugar están las cortinas, que no tienen por qué ser las clásicas que vemos en las ventanas o balconeras. Estas cortinas acústicas insonorizantes tienen muchas posibilidades, ya que pueden adaptarse a cualquier diseño vertical e incluso horizontal.

En la complejidad del estudio del sonido y su comportamiento para comprender la forma en que se propaga al actuar con un medio determinado, hay dos factores que casi siempre van unidos para lograr una buena insonorización. Por un lado está el término «aislamiento» y por otro «absorción», siendo el segundo muy utilizando en la práctica con materiales porosos, que tienen una función reductora del sonido cuando éste va penetrando en el interior del material en cuestión.

Una cortina acústica de calidad está formada por varias capas de distintas densidades y con un entramado diferente en sus fibras textiles, que son en definitiva las que actúan como barrera a modo de filtro. Una vez el sonido va penetrando progresivamente, las capas textiles van transformando la energía mecánica que provoca el choque del sonido en calor, disipándose.

dicha energía por toda el área de la cortina, quedando un valor residual mínimo que siempre termina escapando por los laterales.

Es obvio que un aislamiento «cien por cien» solo es posible si actuamos sobre una habitación sin ventanas y con la instalación de materiales bien adheridos a las paredes, pero esto sucede cuando hablamos de una discoteca o un estudio de grabación. En términos más domésticos el objetivo es reducir el ruido procedente del exterior instalando cortinas acústicas, ya que en la mayoría de las viviendas el aislamiento perfecto no existe y por eso se recurren a este tipo de paramentos textiles para al mismo tiempo decorar.

¿Qué ventajas tienen las cortinas acústicas?

Hoy día la tecnología aplicada al sector textil ha conseguido grandes avances, inspirado en sus orígenes por prendas de vestir inteligentes, se trasladó al área de la decoración contract y posteriormente al industrial ideas innovadoras que conjugaban soluciones técnicas insonorizantes con el estilo y la imagen que tenían que hacer frente en determinados lugares visibles.

De ahí nació la idea de Insoudtex, la marca de cortinas acústicas desarrollada por Decoratel España, capaz de dar solución a múltiples problemáticas en diferentes circunstancias. Entre las cortinas insonorizantes más vendidas por esta nuestra marca, se encuentra la que tiene un poder de reducción de hasta 25 decibelios, con unos márgenes mínimos variables muy aceptables del entorno al (-/+3db), dependiendo de otros factores auxiliares propios de su entorno y del modo en que se instale.

Otra característica añadida a las cortinas acústicas Insoudtex son sus excelentes cualidades ignífugas, capaces de resistir la llama persistente de un incendio sin que la propia cortina sufra daño alguno, sin propagación de la llama y por consiguiente sin la generación de humos tóxicos.

Las cortinas acústicas Insoudtex tienen la clasificación ignífuga Clase 1 por normativa europea para textiles decorativos utilizados en cualquier espacio, habiendo pasado las pruebas ignifugas conforme a la norma EN 13772:03 que atañe a visillos y cortinas, realizando los ensayos con probetas orientadas verticalmente con una fuente de ignición grande.