Madrid: 91 218 61 28 | Andalucía: 95 566 49 67 | Barcelona: 93 299 09 74

Normalmente el equipamiento decorativo de una habitación atenúa y rompe el sonido en ondas más cortas, un ejemplo de ello lo encontramos cuando colocamos las cortinas.

Las cortinas aíslan el ruido por sí solas, independientemente del tipo de tejido y confección, siempre van a frenar el sonido que en la habitación entra a través de la ventana.

El ruido ha sido objeto de estudio permanentemente ya que es una reacción auditiva que percibimos ante cualquier fuerza mecánica, siendo el aire y determinados materiales los que actúan como medio de transmisión.

Por tanto y para dar solución a un problema que causa malestar físico e intranquilidad cuando más lo necesitamos, las cortinas acústicas aíslan el ruido de manera eficiente y suponen una barrera importante delante de las ventanas.

¿Por qué entra ruido por las ventanas?

Si las ventanas están cerradas, no tendría por qué entrar el ruido de la calle. Sin embargo, esto no siempre es así, y se puede deber a dos motivos:

Filtración: si la ventana tiene orificios, huecos o aberturas puede dejar entrar toda clase de ruidos molestos.

Difracción: el ruido incide sobre las ventanas y produce vibraciones que finalmente se transmiten al interior de la vivienda.

¿Qué otros remedios podemos poner en práctica además de las cortinas para aislarnos del ruido?

Las persianas y sus registros son una fuente de acceso para el ruido, para poder reducirlo lo mejor es pegar unas tapas sellantes con espuma alveolar. Este tipo de sellantes hacen que el aire no pase al interior del registro y por consiguiente el sonido no lo traspase al interior de la vivienda.

Otro de los problemas que vemos con frecuencia son las vibraciones en las ventanas al paso de un gran vehículo cerca de nuestra vivienda. Este hecho sucede porque el acristalamiento no es de calidad y no tiene un soporte difusor del ruido en el interior de la hoja donde se aloja. La solución es colocar calzos de goma rígida que amortigüen esas vibraciones.

¿Qué otras cualidades pueden aportar las cortinas acústicas?

Una buena cortina acústica además de aislar del sonido, proporciona una barrera contra la luz, el frío o calor así como del fuego. En el caso de las cortinas acústicas Insoudtex tienen clasificación M1/Clase 1 según norma UNE EN 13773-2011 cuentan con el aval y la satisfacción de numerosos clientes que han confiado en una solución fiable y a la vez sencilla de instalar.

Otra de las características prácticas que tienen las cortinas acústicas es la de separar espacios de manera flexible a través de rieles. Esta cualidad es muy valorada en lugares donde se han de habilitar espacios acotados de manera temporal.

Abrir WhatsApp
¡Hola! ¿Podemos ayudarte?
¡Hola! ¿Podemos ayudarle en algo?